Cómo restaurar estantería de madera con estilo nórdico

Restaurar Muebles Estilo Nórdico

Hoy aprenderemos cómo restaurar una vieja estantería para cambiar su aspecto y que tenga un estilo nórdico, mucho más moderno y luminoso. Si te gusta la idea me encantaría que me dejaras un comentario contándome si tienes algún mueble en casa que te gustaría transformar así.

Este artículo es especial porque es una colaboración con “Mi Hogar Mejor”, una página web donde podrás encontrar muchísimos tutoriales y los artículos que necesitas para hacer tu casa mucho más bonita.

Abajo te dejo el enlace para que puedas conocer el proyecto un poco mejor. Para restaurar esta vieja estantería voy a usar: – Papel para proteger el suelo (Pentrilo) – Esmalte al agua color vainilla (Expresa Montó)

– Barniz para interiores incoloro (Crea by Montó) – Rodillo y brocha para pintar – Taco de lija (Wolfcraft) – Manopla para lijar (Manovel) Esta era la estantería antes, de madera maciza y con una forma muy bonita, pero el color está un poco pasado de moda, por eso la voy a pintar en color vainilla.

Y como las baldas son poco resistentes y están dobladas, voy a ponerle unas tablas de madera nuevas de madera de pino. Lo primero que tenemos que hacer es lijar la superficie. Voy a usar un taco de lija Wolfcraft y guantes de protección, Pentrilo.

restaurar-muebles-estilo-nordicoEste tipo de lija es muy cómoda, viene con varias hojas de distinto grano que se pegan al taco con velcro y es perfecta para lijar las partes planas y superficies grandes de la estantería. Para las zonas curvas y más difíciles he usado la manopla de lija Manovel, que se adapta mucho mejor a las superficies que no son planas.

Cuando hayas terminado de lijar la madera, limpia bien todos los restos antes de pintarla, esta parte es muy importante, si no se quedarán pegados en la pintura. ¡Ahora toca pintar!

Pero antes protege bien el suelo y todo lo que haya alrededor que se pueda manchar. Yo he usado papel protector Pentrilo, que va genial porque es súper grueso y si cae pintura no la traspasa. Para pintar la estructura de la estantería voy a usar un esmalte acrílico color vainilla Montó y una brocha redondeada que se adapta genial a las esquinas. Comienza pintando todas las esquinas y huequecitos de la estantería, y ve pintando poco a poco.

Para que quede bien es mejor usar poca pintura y pintar dos veces, que pintar una sola vez con mucha pintura y que se noten las marcas. Cuando termines usa un rodillo para pintar el resto del mueble, haz igual y aplica la pintura poco a poco, aunque no se cubra totalmente, en la segunda mano quedará perfecta y la pintura quedará mucho más lisa.

Aquí va la segunda mano de pintura, pero no seas impaciente y espera a que la primera esté seca. Comienza otras vez por las esquinas con la brocha y después el resto con el rodillo. Mientras que se seca la pintura puedes preparar las tablas de madera, he comprado unas tablas de madera de pino cortadas a medida y quiero que queden con su color natural, pero para protegerlas las voy a barnizar.

Si quieres conservar el color natural de la madera usa un barniz incoloro como este de Montó. Aplícalo con una paletina ancha siguiendo las vetas de la madera, espera a que esté seco para dar una segunda mano y, cuando esté de nuevo seco, lija suavemente y en círculos con la manopla Manovel.

Así quedará mucho más suave ¡Ya solo falta colocar los estantes! ¿Qué te parece cómo ha quedado la estantería de madera? ¡Muchas gracias!

Además también te puede interesar:

restaurar muebles con óleos

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a difundirlo: