Restaurar mueble máquina de coser

Restaurar muebles maquina de coser

¡Hola, Amigos! Este proyecto que os traigo es muy interesante. Es un mueble que nos ha dejado nuestra amiga Yolanda para que se lo transformemos.

Ahora, cuando lo abra, vais a descubrir la maravilla que hay en su interior. Es un antiguo mueble para máquina de coser, pero la modificación que queremos hacer es cambiar un poco el aspecto porque, fíjate bien, tenemos un mueble de una época y una máquina de otra, con lo cual no se corresponden y no pega.

Vamos a ver cómo vamos a hacer las modificaciones y por qué. Vamos a sustituir este tablero. Es un tablero plastificado y vamos a poner un tablero rechapado en pino, que lo vamos a teñir y a barnizar, para darle un aspecto más vintage y que vaya más acorde con el estilo de la máquina de coser.

En la parte superior, en esta bandeja, una de las peticiones que nos ha hecho Yolanda es que, además de que se pueda abatir exactamente igual que ésta, y apoyar sobre la puerta para que le quede una superficie de trabajo, una vez que haya terminado de trabajar con la máquina, la pueda dejar aquí para lucir la máquina.

Entonces, lo que vamos a hacer es sustituir estas bisagras, las vamos a poner más largas, para facilitarcomo ves, este tablero no pasa de este punto, no baja de aquí.

Lo que queremos es que el tablero abata del todo y, con la misma bisagra, suba y podamos tapar en el momento que necesitemos. Vamos a seguir viendo más modificaciones porque, ya verás, vamos a tener que hacer mucho trabajo manual en este proyecto. Como ves, el cuerpo de la máquina va a subir por medio de estas dos bisagras de aquí.

Las bisagras hacen en este juego, con lo cual vamos a tener que hacer unos fresados para alojarlas en el interior. Por supuesto, vamos a tener que realizar todo el recorte del tablero para poder conseguir el juego de la máquina. Y, en la parte delantera, lo que tiene es ésta pieza.

Se trata de otra pieza de madera más que, cuando la bajamos, la máquina por este lado con un rebaje que tiene aquí en la madera, que vamos a reproducir exactamente igual, queda perfectamente apoyada para poder trabajar con ella. Bueno, pues lo primero que tenemos que hacer es ir desmontando este tablero y los herrajes que vamos a aprovechar alguno puesto que son herrajes que nos dan una utilidad que vamos a necesitar.

Por el lado exterior, lo que haremos será forrarlo todo con un papel pintado. Para poder liberar el cuerpo de la máquina, es necesario que soltemos la correa y la forma más fácil es está: soltar esta grapa de alambre. Sujetamos una punta y abrimos la otra. Ahora sí que podemos retirar el cuerpo de la máquina. Vamos a empezar por retirar la tapa superior.restaurar-mueble-maquina-coser

Para ello, utilizamos un cúter, para ir recortando porque esta tapa está encolada. Tenemos que ir haciendo hueco para poder introducir una herramienta, hacer palanca y despegarla. Una vez que hemos retirado un poquito la cola blanca con la que estaba pegado el tablero, vamos introduciendo el formón, poquito a poco, para ir haciendo palanca y despegando. En este momento lo más importante es tener paciencia Hay que hacerlo poquito a poco para no deteriorar ninguna de las partes que vamos a reutilizar del mueble

De esta manera hemos rescatado la pieza que, además, vamos a utilizar de plantilla para hacer la tapa nueva. Retiramos ya estas piezas que nos van a estorbar y te muestro cómo vamos a utilizar la pieza de plantilla. Vamos a ir guardando todos los tornillos que quitemos y los herrajes que vamos a reutilizar. Ahora vamos a coger los tableros y te cuento. Mira, yo tengo dos tableros que son los que vamos a emplear para hacer la tapa de la máquina y la pieza que da la vuelta encima y sirve de tapa y también de mesa.

Uno es más grande que el otro para que tengan un cierto vuelo Además, lo que he hecho ha sido coger las medidas de la base original de la máquina y hacerlas un poquito más grandes para luego poderla embellecer y que quede con un poquito más de vuelo. Vamos a retirar la tapa y trabajamos sobre la superficie donde va a ir escamoteada la máquina.

Como te dije, vamos a utilizar de plantilla la tapa antigua y, como le hemos dado más vuelo, lo que vamos a hacer es centrarla antes de marcar. Como es una plantilla, la voy a utilizar también para marcar la posición de las bisagras. Colocamos unos “mártires” en la parte inferior para hacer los taladros. En estas esquinas, vamos a hacer este tipo de taladro.

Pero para estas otras, y para mantener esta forma curva que tienen, vamos a utilizar otro tipo de broca. De esta forma, y al haber utilizado los “mártires”, el taladro que hemos hecho para guardar esa curva nos ha quedado limpio por la parte superior y limpio por la parte inferior, ya verás. Ahora utilizamos la sierra de calar para hacer todo este corte. Pero, fíjate en una cosa, éste es un mueble bastante estético. Luego todos los cortes que hagamos tienen que ser buenos, limpios y con mucha precisión.

Por eso voy a utilizar la caladora, para aliviar un poco el trabajo de la fresadora, que es la siguiente herramienta con la que voy a trabajar. Y eso quiere decir que voy a hacer el corte, como no me va a quedar perfectamente limpio y regular, lo voy a hacer a cinco milímetros al interior del corte definitivo. Ya tenemos listo el calado principal, el que hemos hecho con la caladora.

Vamos a poner ahora la fresadora y voy a enseñarte cómo repasar todo el trabajo para que el corte calado, donde va a ir la máquina y más se va a ver, nos quede perfectamente terminado. Vamos a preparar la fresadora y te voy a mostrar cómo y, antes de nada, también comentaros y agradeceros los “likes” que nos estáis dando y todos los comentarios que estáis haciendo.

Son comentarios muy interesante.s Os recomiendo que los leáis porque hay algunos aspectos muy interesantes que nos aportan mucho al mundo de bricolaje. Vamos a introducir una fresa de corte en el husillo de la máquina. Y le colocamos a la fresadora la guía lateral para que se mantenga en paralelo al canto del tablero. Lo que es importante es que alineemos el filo de corte de la fresa con la línea de lápiz que hemos trazado.

Para ello lo ajustamos, más o menos, ahí. Vamos a bajar el motor de la máquina para ver con claridad dónde está exactamente. Una vez que lo tenemos abajo, lo bloqueamos y ahora, por medio de las guías paralelas con la lateral. ¿Ves? De esta forma, la llevamos hasta el punto donde coincide con la línea de lápiz.

Una vez que lo tenemos, frenamos y fijamos con la palomilla. Le colocamos la salida para el aspirador. Este tipo de herramientas, mientras trabajamos, van a soltar mucho serrín. Además de mejorar la visibilidad del trabajo que estamos haciendo, no se nos llena todo el taller y la superficie donde estamos trabajando de serrín.

Vamos a colocarle los tornillos y ya la tenemos lista para hacer la última comprobación, que es colocar el tubo del aspirador que tenemos para ver si encaja bien. Como ves, suelen ser mecanismos y accesorios universales que combinan perfectamente unos con otros.

Bueno, todas las operaciones que estoy haciendo de ajuste y montaje las hago siempre con este tipo de herramientas desenchufadas. Hasta el último momento, cuando vamos a empezar a trabajar con ellas, no las enchufamos nunca. Así vais a evitar cualquier problema, cualquier accidente.

Volvemos a nuestra posición para poder hacer el trabajo y, como vamos a utilizar este aspirador que es un aspirador conmutado, enchufamos directamente la máquina al aspirador. Así, cuando pongamos en marcha la máquina, el aspirador se conectará solo. Lo primero que hacemos es bajar la máquina hasta que toque el tablero. Vamos a profundizar aproximadamente 1 cm. En ese momento, bloqueamos el motor de la máquina para que no se suba y se mantenga en esa posición y llevamos el corte hasta el final.

Como has visto y te dije antes, este trabajo siempre lo hacemos, cuando queremos cortar así un tablero, en varias pasadas, varias pasadas cada vez más profundas. De esta forma, lo que conseguimos es que la máquina y la herramienta sufran menos y que el trabajo nos quede siempre más limpio. Ya tenemos preparado el cajeado principal Ahora podemos hacer los taladros para colocar las bisagras. Pero, mientras estoy fresando, me estoy dando cuenta de una cosa.

La parte del tablero que más me gusta siempre que tengas un tablero de este tipo, vas a notar que hay diferencia de beta y la parte que más me gusta para colocar junto al cuerpo de la máquina que vamos a lucir en la parte superior es ésta. Como los taladros de las bisagras no están a la misma distancia, están cambiados, lo que tenemos que hacer es rectificar como los sabios.

restaurar mueble maquina coser

¡Vamos a borrar esto! Vamos a colocar de nuevo la plantilla. Si te fijas, nos quedarían así, para colocarla por la parte de abajo, pero la posición que yo quiero para mi máquina va a ser así. Ahora, lo que tenemos que saber porque estos taladros no van calados de una cara a otra, solamente son para que se alojen las bisagras.

Lo que tenemos que saber es qué profundidad tenemos que darle a los taladros. Lo vamos a averiguar midiendo el cuerpo de la bisagra. Vamos a visualizar que nos quede un poco menos del ras de la propia fresa. Comprobamos que nos entra perfectamente la máquina y las bisagras.

Y aprovechamos para marcar el vástago que tenemos que recortar también para que nos entren. Para continuar preparando la tapa, lo que hay que hacer es fijarse bien en todos los sistemas que lleva el mecanismo que estamos desmontando y copiarlos. Hay que ser fiel a ese mecanismo para que todo funcione perfectamente. Mira, si te fijas en la parte que ha quedado aquí, antes de que la desmontemos, voy a aprovechar para mostrarte esto. Este corte de aquí no es un corte recto.

Es un corte que está biselado y está biselado para una cosa muy sencilla. Es para favorecer que la máquina pueda escamotearse completamente sin que la máquina y la madera choquen y no necesiten demasiado holgura entre sí para poder escamotear la máquina. Así es que vamos a hacer este bisel sobre el tablero. Colocamos la fresa de bisel y volvemos a apretar. Para fijar el tablero, utilizamos el tornillo y la tuerca de la bisagra original.

Bueno, pues ya hemos sujetado el cuerpo de la máquina en su sitio. Como ves, ahora ya nos va a permitir que la máquina se pueda escamotear perfectamente, sin ningún problema. He ido preparando otra pieza más que es la pieza donde va a apoyar el cuerpo de la máquina. Mira, es esta pieza. La hemos reproducido a partir de la plantilla de la pieza que hemos quitado.

Le hemos hecho el bisel y lo que tenemos que hacer es fijarla por este lado pero, antes de fijarla, vamos a calcular qué cantidad tenemos que quitarle. Porque tenemos que hacerle aquí un rebaje con la fresadora igual que el que tiene la original, con el fin de que la máquina cuando esté en posición de coser quede apoyada sobre este rebaje.

Vamos a fijar la pieza que va a soportar la máquina. Para ello, vamos a marcar la posición de las bisagras utilizando la tabla antigua. Ahora hacemos un cajeado con la fresadora para alojar el cuerpo de la bisagra.

Ponemos una fresa de corte más fina que la que hemos usado para el rebaje y hacemos los fresados. Ahora vamos a desmontar todo el interior del mueble porque se lo voy a pasar mis compañeros para que lo puedan empapelar y así les va a resultar mucho más fácil. Voy a empezar por quitar la puerta y luego todos los herrajes. Ahora retiramos los restos de la pieza que se quedaron pegados en la parte superior cuando quitamos la tapa. Tenemos que eliminar este nervio.

Si recuerdas, este nervio es porque estaba encolada la tapa antigua que hemos quitado. Nosotros la vamos a montar con escuadras, para hacerlo más sencillo. Con lo cual, lo que tenemos que hacer es recortar ese nervio para que la tapa apoye sobre la superficie de la estructura del mueble. Al tratarse de un tablero de aglomerado, vamos a ir cortando con un cúter. Ahora ya solo nos queda aplicar un poco de lija en los cantos para dejar la superficie totalmente lisa y retirar también la parte que sobra de la trasera.

Para ello, utilizamos la caladora, para darle un buen corte. Por último, le vamos a poner unas escuadras en los dos costados para poder después fijar la tapa del mueble. Vamos a preparar la tapa superior, la tapa abatible, la tapa que nos va a servir como superficie de trabajo cuando queramos trabajar con la máquina de coser.

Tenemos que buscarle la posición a las bisagras antes de empezar a cajearlas y comprobar que su funcionamiento va a ser el correcto. Como queremos abatir esta tapa hacia abajo contra ésta, vamos a colocar las piezas que tenemos que unir para buscar la posición de las bisagras.

Mira, para que la tapa quede así abatida, va a quedar en esta posición. La vamos a sujetar con un sargento y así podemos calcular la posición que va a tener la bisagra. Para que tenga una pequeña holgura, vamos a colocar aquí esta escuadra para que nos mantenga ahí la posición. Ahora vamos a colocar la bisagra donde va a ir. Si te fijas, al colocarla aquí, una vez que atornillemos estos dos puntos y estos otros, cuando yo cierre la tapa, va a cerrar completamente.

Así es que ésa es su posición. Vamos a marcarla porque estamos calculando solamente la posición de qué distancia tenemos que dejar desde este punto al borde de la bisagra y desde este punto a aquí. Solo marcamos ahí y aquí. La colocamos aquí y, de esta forma, repartimos el vuelo de la mesa, para que quede igual por los dos lados Vamos a colocar y a marcar una de las bisagras.

Como ves, la hacemos coincidir con la marca que hicimos antes y trazamos su contorno. De todos modos, te voy a aconsejar una cosa. Antes de hacer el cajeado con el formón para alojar el cuerpo de la bisagra, te sugiero que marques los centros del taladro y hagas una prueba antes de nada.

La vamos a atornillar y vamos a comprobar que nos queda perfectamente y hace el giro completo. De la misma manera y tomando las mismas medidas, vamos a colocar la bisagra de la parte posterior.

Y ahora podemos centrar ese punto. La podemos colocar a la misma distancia que hemos puesto la bisagra delantera o centrarla más para que coja más superficie. Vamos a ponerla a la misma distancia. Como ves, el nudo tiene que quedar sobre esta parte de aquí. Ahora, antes de nada, vamos a comprobar.

El vuelo queda repartido perfectamente. Vamos a ver si la tapa abate todo lo que queríamos. ¡Perfecto! Pues entonces, podemos cajear ya y colocar las bisagras en su sitio Ya hemos terminado los cajeados de las bisagras y las hemos atornillado. Vamos a fijar la tapa en la estructura del mueble.

La tenemos que centrar bien en su sitio, respetando el vuelo que le hemos dado al tablero y el cajeado que tiene hecho para alojar el cuerpo de la máquina. Una vez que la tenemos centrada, vamos a atornillarla desde abajo, utilizando las escuadras que fijé antes. Seguro que te estás preguntando ¿va a caber ahí la máquina? ¿se va a escamotear? Pues, venga, ¡es el momento de comprobarlo! Ahora, sí que sí ¡Prueba superada! No te preocupes por estas manchas que tiene el tablero. Esto en los almacenes es normal, cuando tienen los materiales allí guardados, pues que con los flejes o los roces, aparezcan estas manchas.

Lo vamos a lijar antes de darle el acabado y, además, vamos a empapelar todo el mueble. Y en la tapa vamos a hacer un teñido y un barnizado. Bueno, pues hasta aquí la parte de carpintería de todo lo que tiene que ver con esta mesa. Espero que te haya gustado.

.

Además también te puede interesar:

cómo reciclar muebles que ya no usas.

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a difundirlo: